domingo, 30 de julio de 2017

La gente que va a Capital

Siempre había creído que pasaba en Colombia, y que era muy frecuente en la gente de la costa cuando viajaba al interior.
En Colombia, la gente de mi tierra Montería, una ciudad pequeña al noroccidente de la costa Caribe colombiana cuando viaja a Bogotá; la capital, normalmente escoje la ropa que va a llevar con especial cuidado, que tenga "pintas" para todos los días y lo mas importante es que combinen los colores ó que al menos corte el color de la camisa con el pantalón...
En mi primer año de vivir en la capital de Colombia, Bogotá, mi papá viajaba con relativa frecuencia a temas de trabajo, pero tenia la excusa perfecta para darme vuelta (diría mi mamá) y salíamos a comer y luego agarrados de gancho recorríamos el centro comercial favorito de mis papás porque según ellos es el mas completo y sencillo de ubicarse de toda la ciudad, nos parábamos en todas y cada una de las vitrinas de zapatos de hombre y mujer, gusto que comparto con él... mientras veíamos a las otras personas que también vitriniaban como nosotros y tratábamos de adivinar de que parte del país eran, solamente por su caminado o su ropa... una noche nos cruzamos con una pareja de esposos, y enseguida mi papá dice ese parado es de por allá!! cuando escuchamos a la mujer que dice a todo volumen y al mejor estilo de costeño con vestimenta muy bien combinada... ¡Ay mijo! esa camisa te pega con el pantalón que tu tienes allá en la casa!... Mi papá y yo nos miramos y reímos a carcajadas en silencio... pero siempre recordamos con simpática complicidad esta anécdota que nos recuerda lo provincianos que somos todos en la capital por mejor vestidos que procuremos estar...
Bueno, hoy viviendo en Argentina descubro que la situación es igual, la gente que va a capital se esmera en ir bien vestida; por lo pronto no usa leggins que aca los llaman "las calzas" y no se ven mucho el pelo recogido en  los moños desprolijos con los pelos salidos



lunes, 8 de mayo de 2017

Lo que quiero decir es...

A diario escucho decir en medio de una conversación confirmaciones de comprensión, tales como: me entiendes? ó lo quiero decir es..
Este tipo de expresiones lo único que buscan es que quien esta hablando este seguro de que esta siendo comprendido por aquel que esta escuchando.
Uno pensaría que están hablando en idiomas diferentes; no! es el mismo sino que la intención y los sentimientos, los prejuicios y paradigmas son diferentes y son los que hacen que el uno entienda lo que quiere decir el otro de la manera que quiera.

Bueno resulta que quien escucha comúnmente asume o interpreta palabras o afirmaciones que el otro nunca a dicho esto impulsado por sus sentimientos de odio, rabia, tristeza o frustraciones; con mayor frecuencia son negativas puesto que quien esta hablado procura no lanzar improperios (no es necesario) antes la explicación de una situación en particular.

Explicado de otra manera, si alguien siente rabia contenida contra alguien pero no la ha querido o puede expresar cuando esa persona le habla, normalmente va entender negativamente todo lo que le diga y pasaran horas hablando y siempre terminaran en discusión.